Pastoral Juvenil
Bienvenidos a la página oficial de la Pastoral Juvenil de la Diócesis de Rancagua.  
  Home
  Quiénes Somos
  Decanatos
  2º Sínodo Diócesano
  Mensaje de Nuestro Pastor
  Diócesis de Rancagua
  Equipo DPJ 2012
  Noticias
  Tú noticia, tú opinión
  Jóvenes Misioneros de Cristo
  Misión Continental
  Puquillay 2010
  Puquillay 2011
  Calendario de Actividades 2010
  JMJ Madrid 2011
  Sitios de Interés
  Encuestas
  Foro DPJ
  Galería de fotos
  Contacto
DPJ Diócesis de Rancagua Realizado por Andrés Moreno Bilbao. Web Master
JMJ Madrid 2011
JMJ Madrid 2011

16 al 21 de Agosto


Toda la información publicada es envíada directamente a nuestra web desde Madrid por el departamento de prensa y medios de la JMJ para nuestra diócesis y los jóvenes de Chile.

.....................................................................................................................................................

El Papa anima a los jóvenes a “vivir la vida que merece la pena ser vivida”

La bienvenida al Papa se ha celebrado en el entorno de la plaza de Cibeles donde se han concentrado desde primera hora de la tarde.
El Papa ha entrado simbólicamente en Madrid, a través de la emblemática Puerta de Alcalá, de la mano de cinco jóvenes procedentes de los cinco continentes.
El cardenal Rouco ha dado la Bienvenida al Santo Padre agradeciendo su presencia en la ciudad y en la JMJ.


Madrid, 18 de agosto de 2011.- “El Señor nos ha congregado para vivir en estos días la hermosa experiencia de la Jornada Mundial de la Juventud. Con vuestra presencia y la participación en las celebraciones, el nombre de Cristo resonará por todos los rincones de esta ilustre Villa”. Con estas cálidas palabras Benedicto XVI se ha dirigido a los miles de jóvenes que han acudido a recibirle a la plaza de Cibeles.
El Santo Padre, quien ha saludado a todos los presentes –“también a los que no han podido venir”- ha destacado el valor de la amistad con Jesús y ha invitado a todos a aprovechar “estos días para conocer mejor a Jesús”.
Benedicto XVI se ha referido en numerosas ocasiones a la lectura del Evangelio como fuente de la amistad con Cristo: “Escuchad de verdad las palabras del Señor para que sean en vosotros raíces que alimentan vuestro ser”.
Por otra parte, el Papa ha resaltado que es a través de Dios como podemos “alcanzar la vida auténtica, la que siempre vale la pena vivir en toda circunstancia y que ni siquiera la muerte puede destruir”.
En sus palabras ha aconsejado a los jóvenes a escuchar lo que realmente puede enriquecer y construir una vida sólida; y aprovechar estos días para conocer mejor a Cristo. “Hay palabras que solamente sirven para entretener, y pasan como el viento; otras instruyen la mente en algunos aspectos; las de Jesús, en cambio, han de llegar al corazón, arraigar en él y fraguar toda la vida. Sin esto, se quedan vacías y se vuelven efímeras”, ha explicado.
“Al edificar sobre la roca firme, no solamente vuestra vida será sólida y estable, sino que contribuirá a proyectar la luz de Cristo sobre vuestros coetáneos”, ha recalcado Benedicto XVI. “Edificad vuestras vidas sobre el cimiento firme que es Cristo. Esta sabiduría y prudencia guiará vuestros pasos, y vuestra alegría contagiará a los demás y se preguntarán por el secreto de vuestra vida”.
Su Santidad ha comenzado los actos en la plaza de la Independencia, donde se encuentra la Puerta de Alcalá, y allí le esperaba el alcalde de Madrid –Alberto Ruíz Gallardón- para entregarle las llaves de la ciudad; hecho que ha destacado y agradecido en el saludo inicial que ha pronunciado Su Santidad en siete idiomas.
Posteriormente se ha dirigido a la Puerta de Alcalá de la mano de cinco jóvenes representantes de los cinco continentes y ha atravesado con ellos este centenario monumento como símbolo de entrada en la ciudad que acoge la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid. Por los restantes cuatro arcos han entrado otros cincuenta chicos y chicas también procedentes del mundo entero.
Detrás de la puerta de Alcalá le esperaban dos jóvenes que le han invitado a plantar un olivo en recuerdo de su visita. A continuación, han hecho su aparición seis caballos jerezanos de la familia Domeq, que han caracoleado frente al Papa. Dos de los jóvenes jinetes le han regalado una talla de la patrona de Madrid, la Virgen de la Almudena.
A continuación se ha dirigido a Cibeles bajo el aplauso de los allí presentes, y las melodías de la tuna del colegio mayor Loyola de Granada, que ha compuesto una canción para la ocasión. Allí ha tenido lugar un discurso de bienvenida pronunciado por el cardenal de Madrid, Antonio Mª Rouco en el que –además- ha agradecido al Papa su visita a Madrid con estas palabras “¡Gracias desde lo más hondo del corazón! ¡Madrid y España, la Iglesia y la sociedad, os acogen con las puertas de sus hogares y de sus corazones abiertas de par en par!”.
Cinco jóvenes vestidos con sus trajes típicos han subido al estrado para dar la bienvenida al Papa en representación de los cinco continentes. Cada uno de ellos le ha dado la bienvenida como es tradicional en sus países de origen. A continuación, ha tenido lugar la liturgia de la Palabra. Tras este momento, el Santo Padre ha pronunciado una alocución al hilo del Evangelio leído anteriormente.
Una vez terminado el acto, el Santo Padre ha abandonado el estrado entre los aplausos y gritos de “¡Viva el Papa!” y ha regresado a la Nunciatura Apostólica para descansar antes de los actos de mañana.
El Papa se encontrará este viernes con el Rey en su residencia oficial. Después viajará al Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, a 40 kilómetros de Madrid, donde tendrá dos encuentros: uno con religiosas y otro con jóvenes profesores universitarios. La comida le reunirá con diez jóvenes de los cinco continentes y dos españoles en representación del país anfitrión de la JMJ. El día lo cerrará por la tarde presidiendo un Vía Crucis histórico en el que han participado 12 ciudades españolas transportando sus más famosos pasos de Semana Santa para cerrar el cuarto día de la JMJ de Madrid.
.....................................................................................................................................................
 

Rouco a los jóvenes: “Cristo es el que os busca y sale al encuentro”

 

 El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ha celebrado la misa de bienvenida de la XXVI Jornada Mundial de la Juventud.
 Miles de jóvenes de todo el mundo han abarrotado la Plaza de Cibeles y las calles aledañas 
   Una reliquia con unas gotas de sangre del beato Juan Pablo II, ha presidido la ceremonia

 El Arzobispo de Madrid ha propuesto a los jóvenes el ejemplo de Juan Pablo II al que ha definido como “un valiente de Cristo”

Ver vista gen...jpg en presentación

Madrid, 16 de agosto de 2011.- La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) Madrid 11 ya ha comenzado. Cientos de miles de jóvenes de todas las nacionalidades han abarrotado el centro de Madrid desde primera hora de la tarde a la espera del pistoletazo de salida de la JMJ.

 

Tras horas de espera, amenizadas por los jóvenes presentadores de la Jornada, la misa ha comenzado. Cerca de 400 obispos y 2.500 sacerdotes de todo el mundo han acompañado la celebración. El cardenal arzobispo de Madrid Antonio María Rouco Varela ha dado la bienvenida a los jóvenes llegados de los cinco continentes que han acudido en masa para festejar la misa inaugural de la vigésimo sexta edición de las JMJ. Un mosaico multicolor se ha formado en torno a la plaza de Cibeles en una tarde marcada por el calor.

 

Esta misa se ha celebrado en honor del beato Juan Pablo II. Frente al ambón se ha colocado una reliquia del anterior Papa, que el ex secretario de Juan Pablo II, Stanyslaw Dwiswisz, ha regalado a Madrid.

La figura de Karol Woytila ha estado presente en todo momento en los corazones de todos los asistentes y es que bajo su pontificado comenzaron las Jornadas Mundiales de la Juventud.

El arzobispo de Madrid ha tomado prestadas las palabras que el Papa polaco exclamó en agosto del 89 durante la Vigila en el Monte del Gozo con ocasión de la JMJ celebrada en Santiago de Compostela. “Es Dios que nos busca. Él sale al encuentro”. Precisamente  uno de los momentos más emotivos ha tenido lugar al nombrar por primera vez a Juan Pablo II. “Las Jornadas Mundiales de la Juventud, con su larga trayectoria de más de un cuarto de siglo, son inseparables del Beato. Os estoy hablando del inolvidable, venerado y querido Juan Pablo II. ¡El Papa de los jóvenes!”, ha manifestado el cardenal Rouco para quien Woytila “fue un valiente de Cristo, nada pudo apartarle de su amor”.

¡Sois la generación de Benedicto XVI!

También ha mencionado los problemas a los que los jóvenes de hoy se enfrentan en la actualidad. “La globalización, las nuevas tecnologías, la crisis económica os condicionan para bien y, en muchas ocasiones, para mal. Por ello ha propuesto a la juventud, “encontrar al Señor por la única vía que se ha demostrado espiritualmente eficaz: la del peregrino humilde y sencillo que busca el rostro de Jesús”. Tras las palabras dedicadas al anterior Papa, Rouco ha señalado que “los jóvenes que os encontráis aquí sois la generación de Benedicto XVI”. Según ha señalado Rouco, la intención de Benedicto es que “los jóvenes experimenten  en la Comunión Católica de la Iglesia, la verdad y la imperiosa urgencia de hacer vida vuestra el lema de la Jornada Mundial de la Juventud 2011: arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe”.

En ese sentido, Rouco les ha animado a que sean discípulos y testigos de Cristo. “Jesús os muestra el camino y la meta de la verdadera felicidad”. Una felicidad que no es exclusiva para los creyentes. “No sólo a vosotros, sino también a vuestros amigos alejados de la práctica religiosa e incluso de la fe o desconocedores de la misma”.

Santa Mª de la Almudena os proteja

Además, el cardenal ha animado a los jóvenes a que durante toda la JMJ se sientan en Madrid como en su propia casa al tiempo que ha destacado la actitud acogedora de la capital de España. Precisamente, el arzobispo de Madrid ha tenido palabras para la patrona de la capital, Santa María, la Real de la Almudena a quien ha pedido que “vele muy especialmente estos días por vosotros, los jóvenes de esta Jornada Mundial. ¡Que os cuide como sólo ella sabe hacerlo!”.

 

Tras la bendición final del cardenal Rouco, ha tomado la palabra el cardenal Rylko, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, ‘ministerio’ vaticano encargado de las Jornadas Mundiales. En su alocución, ha recordado a los jóvenes que no tengan miedo a expresar su fe. “¡No tengáis miedo! ¡Optar por Cristo en la vida es adquirir la perla preciosa del Evangelio por la cual vale la pena darlo todo!”. Por último, Rouco ha bendecido unas medallas de Nuestra Señora de la Almudena, que el Cardenal ha entregado a cinco jóvenes de los cinco continentes mientras se repartían a cada uno de los asistentes una insignia igual de la patrona de Madrid.

Durante los prolegómenos antes de que comenzara la Misa de Bienvenida y para entretener a los jóvenes que han aguardado más de cuatro horas en Cibeles  en las principales calles aledañas, se han proyectado distintos spots de la JMJ y vídeos de los diferentes actos culturales que van a tener lugar durante estos días, y que se han ido alternando con actuaciones musicales como las del grupo Jaula de Grillos, que ha tocado su canción “Somos Más” dedicada a la Jornada Mundial o la de Nico Montero quien ha cantado una canción basada en el tema de la JMJ: ‘Firmes en la fe’.


.......................................................................................................................................
Comienza la Jornada Mundial de la Juventud hoy con la misa inaugural de la JMJ –también llamada “de acogida”- se celebra en la plaza de Cibeles, frente al Ayuntamiento de Madrid. Con este acto comienza oficialmente la JMJ Madrid 2011.

Card. Stanisław Ryłko

Presidente

Pontificio Consejo para los Laicos

Ciudad del Vaticano

Ver volunteer...jpg en presentación

Santa Misa de inauguración de la JMJ Madrid 2011

Saludo a los jóvenes

Plaza Cibeles, 16 de agosto de 2011

 

Queridísimos jóvenes,

Aquí estamos, llegó el día tan esperado: la inauguración de la vigésimo sexta Jornada Mundial de la Juventud. Tras un largo camino de preparación finalmente estáis aquí, en Madrid, bellísima y moderna metrópolis que en estos días será la capital de la juventud católica del mundo entero…

«¡Bendito el que viene en nombre del Señor!» (Sal 118, 26). Con estas palabras del salmista os doy una cordial bienvenida y un saludo afectuoso de parte del Pontificio Consejo para los Laicos, el dicasterio de la Santa Sede al cual el Papa confía la organización de estas reuniones mundiales de jóvenes. Un saludo agradecido a vuestros obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, así como a los formadores laicos que os han acompañado y guiado en el proceso de preparación espiritual para la gran aventura de la fe que viviremos juntos en estos días.

Habéis traído a esta cita con el Santo Padre Benedicto XVI vuestros proyectos, vuestras esperanzas y también vuestras inquietudes, la preocupación por las decisiones que os esperan… Serán días inolvidables de importantes descubrimientos y de decisiones determinantes para vuestra vida…

Nuestra reflexión y nuestra oración en estos días estarán guiadas por la palabra de San Pablo que ya todos conocéis: «Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe…» (Col. 2,7). ¡Es una palabra que nos compromete porque contiene un claro programa de vida para cada uno de nosotros! En estos días la fe estará en el centro de nuestra reflexión; porque la fe es un factor decisivo en la vida de cada hombre. ¡Si Dios existe o no existe, todo cambia! La fe es la raíz que nos nutre con la savia vital de la Palabra de Dios y los sacramentos; es el fundamento, la roca sobre la cual construir la vida, la brújula segura que guía nuestras decisiones y da a nuestra vida la orientación decisiva.

Sin embargo, muchos hoy se preguntan: en nuestro mundo, que tan a menudo rechaza a Dios y vive como si Dios no existiera, ¿es aún posible la fe? …

¡Queridísimos jóvenes! Os habéis reunido aquí, en Madrid, desde los rincones más remotos del planeta, para decir en voz alta a todo el mundo – y en particular a esta Europa que está dando signos de profunda desorientación – para decir vuestro firme “sí”! “Si”, ¡la fe es posible! Es más, es una aventura maravillosa que nos permite descubrir toda la grandeza y la belleza de nuestra vida. Porque Dios, que se ha revelado en el rostro de Jesucristo, no disminuye al hombre sino que lo enaltece mas allá de toda medida, mas allá de toda imaginación! En estos días, junto con los Apóstoles, queremos todos gritar al Señor: «¡Aumenta nuestra fe!» (Lc 17,5)… Queremos también nosotros orar con las palabras de San Anselmo: Señor, «enséñame a buscarte, muéstrate al que te busca, porque no puedo buscarte si no me enseñas el camino. No puedo encontrarte si no te haces presente.» (Proslogion 1,1)

Mientras esperamos la llegada del Papa Benedicto XVI hemos acogido esta noche a un huésped especial de la JMJ de Madrid: el Beato Juan Pablo II. Él ha regresado entre vosotros, los jóvenes a los que tanto amó y que tanto lo han amado: ha regresado como Beato patrón vuestro y como protector al que podéis confiaros; ha regresado como amigo – un amigo exigente, como le gustaba a él mismo definirse… Ha venido a deciros una vez más, con muchísimo afecto: ¡No tengáis miedo! ¡Optar por Cristo en la vida es adquirir la perla preciosa del Evangelio por la cual vale la pena darlo todo!

¡Queridísimos jóvenes! ¡La JMJ de Madrid ha empezado!

De nuevo os digo: ¡Bienvenidos todos a Madrid!


MISA DE APERTURA
1. Presentación y animación
2. Testimonios
3. Eucaristía dedicada al Beato Juan Pablo II
4. El escenario: Cibeles
5. Los patronos de la JMJ
 
1. PRESENTACIÓN Y ANIMACIÓN (de 18:00 a 20:00 h)
Javi Nieves (programa “Buenos días, Javi Nieves” de Cadena 100) y Eva Janazikova, serán los encargados de presentar este acto con el que arranca la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011. Habrá distintos elementos musicales y de animación, salpicados de testimonios: por ejemplo, los de un piloto y un sacerdote que demuestran que cualquiera puede dedicarse a Cristo, no importa la edad o la profesión.
Se explicarán y presentarán los tres elementos que van a estar presentes en todos los actos de la JMJ: el lema, el logotipo y el himno (que cantará el Coro de la JMJ).
El lema. “Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe” (Col 2,7). La frase elegida por Benedicto XVI es un texto de san Pablo en su epístola a los Colosenses. Tiene una marcada dimensión cristológica y apostólica.
El logotipo. Simboliza a jóvenes de todo el mundo que se unen para celebrar su fe junto al Papa, al pie de la Cruz, y forman la corona de la Virgen de la Almudena, patrona de Madrid. Los colores rojo, naranja y amarillo transmiten calidez y calor, señas de identidad de una ciudad como Madrid y un país como España. Además, reflejan el amor de Dios.
El himno. Ha sido compuesto por Enrique Vázquez Castro, sacerdote vitoriano y compositor de música. El autor de la letra es monseñor César Franco, obispo auxiliar de Madrid. Tiene seis estrofas y el estribillo, basado en el tema de la JMJ, dice así: Firmes en la fe, caminamos en Cristo, Nuestro Amigo, Nuestro Señor. ¡Gloria siempre a Él, gloria siempre a Él! Caminamos en Cristo, firmes en la fe.
2. DATOS SOBRE LA CELEBRACIÓN (de 20:00 a 21:30 h)
La misa inaugural de la JMJ –también llamada “de acogida”- se celebra en la plaza de Cibeles, frente al Ayuntamiento de Madrid. Con este acto comienza oficialmente la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011.
La celebración será oficiada por el cardenal Antonio María Rouco Varela, arzobispo de Madrid y presidente del Comité Organizador Local de la JMJ, y está dedicada litúrgicamente al beato Juan Pablo II.
Los concelebrantes son cerca de 800 obispos, arzobispos y cardenales venidos de todo el mundo, así como unos 8.000 sacerdotes.
La misa comienza con una procesión del celebrante acompañado por los concelebrantes que se ubicarán en el escenario principal.
Durante los actos litúrgicos de la JMJ se utilizará un evangeliario –soporte del libro del Evangelio- en el que se conserva una reliquia del beato Juan Pablo II: una ampolla con sangre del anterior Papa.
Liturgia de la Palabra
- Lectura del libro de Isaías 52, 7-10
- Salmo 95
- Evangelio según San Juan 21, 15-19
Momentos especiales de la misa
Preces (oraciones tras la homilía):
- Por el Papa
- Por los jóvenes, en especial los asistentes a la JMJ y a todos aquellos que sufren persecución a causa de su fe.
- Por los jóvenes que buscan su vocación y que se entregan por los demás
- Por los jóvenes y las familias cristianas de Tierra Santa
- Para que los jóvenes respeten el medio ambiente y resistan la tentación de las drogas
- Por los jóvenes artistas
- Por los jóvenes víctimas de la violencia
- Por las vocaciones al sacerdocio, a la vida consagrada y al apostolado
Tras la comunión
El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, bendice las medallas con la imagen de la patrona de Madrid (la Virgen de la Almudena), que los asistentes llevan en sus mochilas, y las entrega personalmente a cinco jóvenes que suben al escenario.
Tras finalizar la misa
El cardenal Stanislaw Rylko, del Consejo Pontificio para los Laicos (organismo vaticano encargado de la celebración de las Jornada Mundiales de la Juventud) pronuncia unas palabras.
3. EUCARISTÍA DEDICADA AL BEATO JUAN PABLO II
Juan Pablo II, predecesor de Benedicto XVI, fue el “inventor” en 1984 de las Jornadas Mundiales de la Juventud. Proclamado beato el pasado 1 de mayo de 2011, será el protagonista de esta ceremonia.
El papa polaco es uno de los patronos de la JMJ Madrid 2011, junto a San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza, San Francisco Javier, San Ignacio de Loyola, San Juan de Ávila, Santa Teresa de Ávila, San Juan de la Cruz, Santa Rosa de Lima y San Rafael Arnaiz (Hermano Rafael). A todos ellos se ha encomendado esta JMJ.
En 1985, declarado Año Internacional de la Juventud por la ONU, la Iglesia organizó el Domingo de Ramos un encuentro con 350.000 jóvenes en la plaza de San Pedro de Roma. Tras el éxito de la convocatoria, en diciembre de ese año el Beato Juan Pablo II instituyó la Jornada Mundial de la Juventud. Él mismo participó en todas las convocatorias, desde 1986 hasta 2004. Estuvo presente en 8 JMJ internacionales.
Su última JMJ internacional la celebró en Toronto en 2002. Allí dijo: “Cuando en el ya lejano 1985 quise poner en marcha las Jornadas Mundiales de la Juventud, tenía en el corazón las palabras del apóstol san Juan: Lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que contemplamos y tocaron nuestras manos acerca de la palabra de vida…os lo anunciamos también a vosotros (cf.1 Jn 1, 1-3). E imaginaba las Jornadas Mundiales como un momento fuerte en el que los jóvenes del mundo pudieran encontrarse
con Cristo, el eternamente joven, y aprender de Él a ser los evangelizadores de los demás jóvenes. Esta noche, juntamente con vosotros, bendigo y doy gracias al Señor por el don que ha hecho a la Iglesia a través de las Jornadas Mundiales de la Juventud. Millones de jóvenes han participado en ellas, sacando motivaciones de compromi¬so y testimonio cristiano”.
Además, durante la JMJ que se inaugura con esta celebración, hay más homenajes a Juan Pablo II: en el Teatro Fernán Gómez, situado en la Plaza de Colón (donde Juan Pablo II celebró su última Misa en España), se exhibe Wojtyla, un musical multimedia en portugués que recopila diversas historias de personajes en cuyas vidas se ha cruzado Juan Pablo II. También aquí se instalará la exposición La teología del cuerpo en la Capilla Sixtina. En otra localización de la ciudad se podrá disfrutar del documental Nueve días que cambiaron el mundo y del musical Generación Wojtyla.
4. EL ESCENARIO: CIBELES
La Misa de Apertura se celebrará frente a la fuente de La Cibeles, uno de los monumentos más emblemáticos de Madrid, y a los pies del Palacio de Correos, sede actual del Ayuntamiento. Estará presidida por el cardenal arzobispo de Madrid y será concelebrada por los cardenales, obispos y sacerdotes que ya hayan llegado a la ciudad.
Zonas especiales
Escenario: celebrante y concelebrantes principales (obispos, arzobispos y cardenales)
Grada de prensa: a la izquierda del escenario, al comienzo del Paseo de El Prado.
Tribuna de prensa: frente al escenario, al otro lado de la plaza. Tres alturas.
Coro y orquesta de la JMJ: a la izquierda del escenario.
Zona de sacerdotes: en torno a 8.000 sacerdotes que concelebrarán y distribuirán la comunión. Calle Alcalá, frente al Palacio de Linares.
Zona de discapacitados físicos e intelectuales: Paseo de Recoletos, frente al Palacio de Linares.
Zona de discapacitados auditivos: tras la grada de prensa, al comienzo del Paseo de El Prado.
Zona central: frente al escenario y rodeando la fuente central de la plaza, donde se encuentra la estatua de la Cibeles, cerca de 12.000 jóvenes.
El escenario ha sido diseñado por el arquitecto Ignacio Vicens, que también es el autor del estrado de Cuatro Vientos y de los 200 confesionarios de El Retiro.
5. LOS PATRONOS DE LA JMJ
Todas las Jornadas Mundiales de la Juventud cuentan con unos patronos o protectores espe¬ciales a quienes se les tributa culto durante la JMJ. En esta ocasión, se ha incluido también al beato Juan Pablo II tras su beatificación.
San Juan de la Cruz (Fontiveros, Ávila, España, 1542-1591) Doctor de la Iglesia. Conocido por la reforma de la rama masculina de los Carmelitas Descalzos. Es patrono de la vida contemplativa, los místicos y los
poetas españoles.
San Ignacio de Loyola (Loyola, Guipúzcoa, España, 1491-1556) Fundador de la Compañía de Jesús (los jesui¬tas). En Roma se venera su sepulcro en la Iglesia del Gesù.
San Francisco Javier (Javier, Navarra, España, 1506-1552) Es un gigante en la historia de las misiones: bautizó a más de 50.000 personas de todas las razas y edades.
San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza (Madrid, España, siglo XII) Matrimonio mozárabe (es decir, cristianos españoles en tiempos del Islam) patronos de Madrid. Tres constantes marcaron su vida: la fe cris¬tiana vivida en familia, el trabajo y su dedicación a los demás.
San Rafael Arnáiz (Burgos, España, 1911-1938) Después de estudiar arquitectura en Madrid experimentó la llamada de Dios para consagrarse en la vida monástica. Murió a los 27 años tras una larga enfermedad.
San Juan de Ávila (Almodóvar del Campo, Ciudad Real, España, 1500-1569) Patrono del clero español. Fue un excelente predicador y escritor ascético: no hay en todo el siglo XVI un autor de vida espiritual tan con¬sultado como él.
Santa Teresa de Ávila (Ávila, España, 1515-1582) Primera mujer proclamada Doctora de la Iglesia. Conocida por su reforma de la orden carmelitana. Fundó 15 monasterios de Carmelitas Descalzas y vivió una intensa vida mística.
Santa Rosa de Lima (Lima, Perú, 1586-1617) Es la primera persona canonizada del continente americano. Vio que Dios la quería en el mundo, y en él se dedicó totalmente al amor de Cristo y a la caridad con los más necesitados de Lima.
6. BREVE HISTORIA DE LA PLAZA DE CIBELES
Esta plaza es uno de los lugares más emblemáticos de la capital de España. El centro lo ocupa la fuente de Cibeles (1782) –diosa frigia de la Tierra- representada sobre un carro tirado por leones. La plaza se encuentra en la confluencia de los paseos de Recoletos y de El Prado y la calle Alcalá.
Está rodeada por edificios históricos construidos entre los siglos XVIII y XX: Palacio de Linares (1900), Ayuntamiento de Madrid (1919), Banco de España (1891) y Palacio de Buenavista (1777).


....................................................................................................................................................
 
La Tienda JMJ: una manera de hacer presente la Jornada Mundial en tu vida
 
Hoy se lanza la tienda online de la JMJ donde se podrán encontrar durante los productos oficiales de este evento, desde 1 a 30 € Esta iniciativa surge por las numerosas peticiones recibidas de jóvenes de todo el mundo que quieren sentirse parte activa de este acontecimiento Los productos han sido realizados por más de 20 empresas españolas y fundaciones sin ánimo de lucro La Tienda JMJ estará presente en puntos de información y venta itinerantes que habrá por toda España.
 
Madrid, 11 de marzo de 2011.- Hoy se lanza la tienda on-line de la Jornada Mundial de la Juventud (tienda.madrid11.com), donde se podrán comprar los productos oficiales de la JMJ. Desde camisetas, gorras, fundas para portátiles, ratones de ordenador, llaveros o un libro con historias de aquellos que han vivido una de las 25 JMJ celebradas ya. Hasta un total de 40 productos oficiales que se irán añadiendo en los próximos meses; desde 1 a 30 euros.
 
 
 
“El proyecto de la Tienda online JMJ surge por las numerosas peticiones que nos han llegado de jóvenes de todo el mundo que quieren tener un recuerdo de la Jornada Mundial, bien porque no van a poder asistir, o porque quieren sentirse parte activa del encuentro durante los meses previos”, ha explicado Ana Merche Muñoz, responsable de la Tienda JMJ. La lista de productos seleccionados ha si cerrada según las preferencias que los jóvenes manifestaron un foro de debate de redes sociales.
La empresa tecnológica ACENS ha colaborado en la programación de la tienda, quien ha realizado dicha aportación en su condición de patrono de la Fundación Madrid Vivo, institución compuesta por diversas personalidades y las más importantes empresas españolas, que colabora activamente en el apoyo de la JMJ.
La Tienda JMJ trabaja con más de 20 empresas españolas e instituciones sin ánimo de lucro. Entre las fundaciones que colaboran con la fabricación de diferentes productos destacan: un proyecto en apoyo de mujeres en situación de exclusión social de Cáritas; la Fundación Juan XXIII cuya labor es mejorar la calidad de vida de personas adultas con discapacidad intelectual, la Fundación Summa Humanitate y la ONG 1 kilo de ayuda para la educación.
 
Un termo muy solidario
Dentro de los productos de la tienda, destaca uno especialmente: el termo JMJ, realizado por la ONG 1 kilo de ayuda para la educación. Con los beneficios de la venta de este termo, una parte se destinará a proyectos educativos para niños desfavorecidos en América Latinam, y otra parte al Fondo de Solidaridad de la JMJ. Personas de los cinco continentes –tantos como colores está disponible este termo- podrán participar en la Jornada y hacer que esta JMJ sea realmente Mundial.

De Pamplona… a Roma
En diferentes puntos de España han solicitado puntos de información y de tienda para dar a conocer y conseguir fondos para la Jornada Mundial. El pasado fin de semana, en la peregrinación que cada año reúne a miles de jóvenes en el Castillo de Javier (Pamplona), más conocida como la Javierada, ha estado presente uno de los puntos de información y venta de la JMJ. También el 1 de mayo, con motivo de la beatificación de Juan Pablo II creador de las Jornadas Mundiales, habrá 15 puntos de información y venta repartidos por Roma con más de 150 voluntarios internacionales y españoles atendiendo las necesidades de información de la JMJ.
 
Campaña publicitaria tienda JMJ
http://www.madrid11.com/es/oficina-de-prensa/descargas/379-video
 
.....................................................................................................................................................

España se prepara para recibir a jóvenes de todo el mundo

Más de 300.000 participantes de todo el mundo convivirán con jóvenes y familias de toda la geografía española antes de la JMJ (11 al 15 de agosto de 2011). Este programa, denominado „Días en las diócesis‟, nació con la JMJ de París en 1997 y su finalidad es preparar la Jornada Mundial Entre otros preparativos de la JMJ, hoy se han puesto en marcha dos concursos que premiarán trabajos periodísticos en torno a la JMJ, y vídeos en los que podrán participar jóvenes de todo el mundo


Madrid, 22 de febrero de 2011.- Del 11 al 15 de agosto de 2011, 63 diócesis españolas ofrecen a los jóvenes venidos de fuera de España que participan en la JMJ la posibilidad de pasar un tiempo de convivencia con otros jóvenes, en preparación de la Jornada Mundial. “Es una gran oportunidad para preparar la Jornada Mundial, a la vez que se multiplica el efecto de la JMJ por todos los lugares de España”, ha explicado Javier Igea, responsable de este programa. Recientemente se ha creado una web (www.dedmadrid11.com) que ofrece una completa información sobre todas los lugares que participan en el programa.

Se estima que participarán en el programa „Días en las Diócesis‟ aproximadamente 300.000 jóvenes. distribuidos por toda la geografía española. Actualmente ya están inscritos más de 150.000 participantes de 137 países (Taiwán, Madagascar, Burkina Faso, Sudáfrica…). 12 de las 63 diócesis participantes ya tienen todas sus plazas cubiertas.
El plan de esos días varía de unos lugares a otros, e integra actividades culturales, visitas históricas, momentos de fiesta, y también tiempos de oración y celebración en los santuarios que forman parte de la identidad religiosa local. España además tiene una rica historia católica y es "tierra de María", como fue llamada por Juan Pablo II. Aquí han nacido muchos santos y es difícil encontrar una nación en el mundo que no haya tenido misioneros españoles.
Por citar algunos ejemplos, en la basílica de la Sagrada Familia de Barcelona tendrá lugar uno de esos encuentros, al que acudirán todos los jóvenes que viajen a Cataluña y los jóvenes de la región. En Pamplona acogerán a jóvenes de Sicilia con los que ya están haciendo encuentros de oración conjuntos cada viernes a la misma hora para prepararse para el encuentro. Javier Igea ha destacado que estos contactos previos a la Jornada Mundial de la Juventud “están sembrando de vínculos de paz la aldea global”.


............................................................................................................................


Benedicto XVI se reunirá con profesores universitarios, voluntarios y discapacitados durante la JMJ

 Hoy se hace pública la agenda completa del Papa durante su visita a Madrid para la Jornada Mundial de la Juventud, el próximo agosto Benedicto XVI tendrá un encuentro con jóvenes profesores universitarios, visitará un centro de discapacitados de San Juan de Dios y terminará su programa con un acto de agradecimiento a los voluntarios de la JMJ También se encontrará con religiosas en El Escorial, y celebrará una misa con seminaristas en la Catedral de la Almudena.


Madrid, 9 de febrero de 2011.- Benedicto XVI se reunirá con profesores universitarios jóvenes, discapacitados, seminaristas, religiosas y voluntarios durante la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se celebrará en Madrid del 16 al 21 del próximo agosto.

Estos actos se suman a los eventos principales de la JMJ de Madrid que se celebrarán en el entorno de la plaza de Cibeles –emblemático lugar del centro de la ciudad- y en el aeródromo de Cuatro Vientos, pequeño aeropuerto al suroeste de la ciudad que acogerá la vigilia y la misa de clausura de la JMJ, los actos en los que se espera la mayor asistencia de personas.
Monseñor César Franco, coordinador general de la JMJ y obispo auxiliar de Madrid ha agradecido al Santo Padre que “haya aceptado generosamente todas nuestras propuestas de encuentros en los que van a participar los jóvenes”.
El Papa tendrá un encuentro con jóvenes profesores universitarios en el Monasterio de El Escorial, famoso monasterio agustino del siglo XVI, a 45 kilómetros al norte de Madrid. Es habitual que Benedicto XVI se reúna con representantes del mundo académico en sus visitas pastorales, pero es la primera vez que lo hace en el marco de una Jornada Mundial. Carla Díez de Rivera, directora del departamento de Cultura de la Jornada, ha destacado que “este encuentro muestra la predilección que tiene para el Papa por el mundo universitario y de la cultura, como ya ha demostrado con encuentros similares en Alemania, Francia e Inglaterra”.
En este mismo lugar el Santo Padre se reunirá previamente con un grupo de religiosas jóvenes en el Patio de los Reyes del monasterio.
Encuentro con personas con discapacidad.
Además el Santo Padre visitará la Fundación Instituto San José, un centro fundado en 1899 donde se trata a personas con discapacidades psíquicas y físicas atendida por los hermanos de San Juan de Dios. Durante este encuentro el Papa se encontrará, en los momentos previos a la celebración de la Vigilia de Cuatro Vientos, con una representación de los discapacitados que acudirán a la Jornada Mundial, además de los residentes del centro. La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios está presente en los cinco continentes, con cerca de 320 centros, y abarca un extenso abanico de actividades asistenciales.
María José González-Iglesias, coordinadora de la Sección de Discapacidad, ha agradecido que el Papa vaya a encontrarse con jóvenes de diferentes discapacidades subrayando que es “un bonito detalle del Santo Padre a las personas con discapacidad”.
Benedicto XVI se encontrará también con los seminaristas que participarán en la Jornada Mundial de la Juventud y para los que celebrará una misa en la catedral de la Almudena.
Como colofón de su viaje a España Benedicto XVI se reunirá con los voluntarios de la Jornada Mundial de la Juventud en el recinto ferial IFEMA como agradecimiento a todos los que durante esos días habrán dado su apoyo incansable y desinteresado a la organización de la Jornada Mundial.
Actos principales de la JMJ
Los actos complementarios que se han dado hoy a conocer se integran con los actos principales de la Jornada Mundial de la Juventud que presidirá el Papa durante su estancia en Madrid.
El jueves 18 de agosto por la tarde, día de su llegada a la ciudad, se celebrará un acto de bienvenida con jóvenes de todo el mundo, en la plaza de Cibeles, uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad.
La noche del viernes se celebrará el Vía Crucis de la JMJ, con 14 tallas de la imaginería de gran valor artístico y devocional, venidas de diferentes puntos de España. Será en el Paseo de Recoletos, entre las plazas de Cibeles y Colón.
El sábado y el domingo se celebrarán los actos en los que se espera mayor número de participantes. La Vigilia de los jóvenes del sábado y la misa del domingo, que se celebrarán en el aeródromo de Cuatro Vientos. Esta ubicación se encuentra en el sudoeste de la ciudad, a 8 kilómetros del centro de Madrid. Las instalaciones del histórico aeródromo ya acogieron en 2003 el encuentro de Juan Pablo II con jóvenes españoles en su última visita a España.
.....................................................................................................................................................

Estrenada la “banda sonora de la JMJ” ante millares de jóvenes.

“Firmes en la fe”, himno de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), se ha estrenado en la vigilia de la fiesta de la Virgen de la Almudena.
La Joven Orquesta de la Comunidad de Madrid (JORCAM) y el coro de jóvenes de la Escolanía de El Escorial han interpretado el himno en la Catedral de Madrid.
El himno está disponible en Internet para descarga gratuita.


Madrid, 8 de noviembre de 2010.-
El himno de la Jornada Mundial de la Juventud, uno de sus símbolos más característicos y “banda sonora” de la JMJ, se ha estrenado en la víspera de la fiesta de la Virgen de la Almudena, patrona de Madrid.
“Firmes en la fe”, título de la obra, ha sido interpretado por la Joven Orquesta de la Comunidad de Madrid (JORCAM) y por el coro de la Escolanía de El Escorial. Ambos grupos han participado también en la grabación del himno, que se distribuirá a partir del próximo 19 de noviembre.
El himno acompañará a los jóvenes en la preparación y en la celebración de la JMJ de Madrid, y se basa en un texto del Apóstol san Pablo, “Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe”, elegido por el Papa como tema de la JMJ Madrid 2011.

El himno tiene siete estrofas, y el estribillo dice así:

 

Firmes en la fe, caminamos en Cristo,
Nuestro Amigo, nuestro Señor.
¡Gloria siempre a Él! ¡Gloria siempre a Él!
Caminamos en Cristo firmes en la fe.

El autor de la letra es Mons. César Franco, coordinador general de la JMJ y obispo auxiliar de Madrid. Para el autor, “Las estrofas realzan la Humanidad santísima de Cristo al estilo de la tradición mística española y pretenden acercarla a los jóvenes”.
Enrique Vázquez, sacerdote vitoriano y compositor de música religiosa, ha sido el encargado de ponerle música. Vázquez ha recordado el proceso de composición del himno, del que ha destacado que “el primer reto fue idear una melodía que ayudara a entender el texto, cantarlo y rezarlo”.

Vázquez ha resaltado de la letra que “las estrofas comienzan con un carácter más lírico que refleja el asombro, la admiración y el agradecimiento ante la Persona y la obra de nuestro Redentor”.
Esta obra se ha grabado en tres versiones: una litúrgica, otra instrumental para grandes coros, y una versión popular con acompañamiento de guitarra. Las tres versiones están disponibles gratuitamente en la web oficial de la JMJ, donde también se pueden descargar las partituras para su interpretación. Quien lo prefiera en formato CD, puede adquirirlo en la editorial San Pablo, que ha
patrocinado la grabación del himno y la producción de los CDs.

Un video musical del himno, en versión multilingüe, será distribuido más adelante.

Descarga del himno (música, letra y partitura):
http://www.madrid11.com/es/oficina-de-prensa/descargas

Tiendas en las que se puede adquirir:
http://libreria.sanpablo.es/redlibrerias.php

......................................................................................................................................................................................................

La Jornada Mundial transformará cada rincón de España en una pequeña Babel

Durante la semana previa a la JMJ, todas las provincias españolas jugarán un papel clave al recibir a más de 300.000 jóvenes de todo el mundo.
 Un tiempo de convivencia con actividades culturales, visitas históricas, momentos de fiesta y tiempos de oración en santuarios y lugares de peregrinación, que forman parte de la identidad religiosa local.

Madrid, 27 de octubre de 2010.-

Se puede decir que la Jornada Mundial transformará cada rincón de España en una pequeña Babel, acogiendo a jóvenes de todos los países de los cinco continentes: Francia, Bielorrusia, Malawi, Nigeria, Estados Unidos, Argentina, Qatar, Nueva Zelanda… Hay más de 65 diócesis de acogida - incluyendo la británica Gibraltar y la francesa Bayona- que ya se están volcando en los preparativos.

El plan de esos días varía de unas zonas a otras, pero todos integran actividades culturales, visitas históricas, momentos de fiesta, y también tiempos de oración y celebración en los santuarios y lugares de peregrinación, que forman parte de la identidad religiosa local. Además se les ofrece alojamiento gratuito en colegios, centros parroquiales, polideportivos y casas particulares.

Con la inscripción a la JMJ de Madrid, se puede elegir participar en este programa, denominado ‘Días en las Diócesis’, al que ya están inscritos 130.000 jóvenes. Valencia recibirá a 30.000 jóvenes; Toledo, Santiago y Barcelona a 10.000; y Cádiz, San Sebastián y Córdoba a 6.000. Se calcula que participarán aproximadamente 300.000 jóvenes (el 50% de los participantes en la JMJ procedentes de fuera de España).

Esta iniciativa comenzó en 1997, con la JMJ en París. Fue todo un éxito y se ha ido implantado en otras JMJ, como una manera de conseguir que todo un país acoja a jóvenes del mundo, y animar a los propios nacionales a participar en la JMJ.



Madrid no es el único implicado en recibir a jóvenes de todo el mundo, sino que en todas las partes de España están preparándose para ello. En los días previos a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), del 11 al 15 de agosto de 2011, muchas localidades españolas ofrecerán a jóvenes de fuera de España la posibilidad de pasar un tiempo de convivencia con otros jóvenes, en preparación de la JMJ.

Nadie sin saber qué es una JMJ

Desde abril de 2010, la Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud está peregrinando por toda la geografía española, y está siendo una ocasión de oro para dar a conocer la JMJ. En este mes la Cruz ha visitado Ávila, provincia que acogerá en la semana previa a la JMJ a más de 6.000 jóvenes, de 16 países (Argentina, Francia, Corea del Sur, EEUU, Filipinas, Nicaragua, Congo…). Ya

Además, han creado equipos de seis voluntarios que irán cada fin de semana a una localidad de la provincia. Encuentros informativos, pegada de carteles por los comercios y hasta… ¡partidos de fútbol! Todo con el objetivo de que todos los jóvenes puedan saber qué es una JMJ, y participar en ella el próximo verano.

Igualmente para darla a conocer a toda la sociedad, de manera que los jóvenes no sólo convivan en polideportivos, sino también entre las familias abulenses.
Pamplona también ha sido una de las últimas ciudades en acoger la Cruz y el Icono en su recorrido. Las calles se cortaron y más de mil jóvenes salieron a la calle. Todo fue posible gracias a los cien voluntarios que colaboraron con la organización y el orden de los actos. “Fueron unos días intensos que merecieron la pena. El paso de una Cruz vacía a simple vista, pero llena de historias, tantas como personas que se acercaron a ella ¡Realmente ha sido una preparación crucial para la sociedad pamplonesa de cara a la JMJ!” dijo Rafa González, uno de los jóvenes que vivió el paso de la Cruz en la capital navarra.

Puedes consultar más información sobre los preparativos en toda España en:

está perfilado el programa que habrá esos días: itinerarios en torno a la figura de Sta. Teresa de Jesús y S. Juan de la Cruz (dos de los patronos de la JMJ y nacidos en la ciudad); y otras manifestaciones de sus tradiciones más populares, como rondas o seguidillas. Lo mismo sucederá con diferentes programas por toda España.

http://madrid11.com/es/ded-mapa

 

Mensaje para la JMJ de 2011 - Madrid


"Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe"(cf. Col 2, 7)

Queridos amigos

Pienso con frecuencia en la Jornada Mundial de la Juventud de Sydney, en el 2008. Allí vivimos una gran fiesta de la fe, en la que el Espíritu de Dios actuó con fuerza, creando una intensa comunión entre los participantes, venidos de todas las partes del mundo. Aquel encuentro, como los precedentes, ha dado frutos abundantes en la vida de muchos jóvenes y de toda la Iglesia. Nuestra mirada se dirige ahora a la próxima Jornada Mundial de la Juventud, que tendrá lugar en Madrid, en el mes de agosto de 2011. Ya en 1989, algunos meses antes de la histórica caída del Muro de Berlín, la peregrinación de los jóvenes hizo un alto en España, en Santiago de Compostela. Ahora, en un momento en que Europa tiene que volver a encontrar sus raíces cristianas, hemos fijado nuestro encuentro en Madrid, con el lema: «Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe» (cf. Col 2, 7). Os invito a este evento tan importante para la Iglesia en Europa y para la Iglesia universal. Además, quisiera que todos los jóvenes, tanto los que comparten nuestra fe, como los que vacilan, dudan o no creen, puedan vivir esta experiencia, que puede ser decisiva para la vida: la experiencia del Señor Jesús resucitado y vivo, y de su amor por cada uno de nosotros.

1. En las fuentes de vuestras aspiraciones más grandes

En cada época, también en nuestros días, numerosos jóvenes sienten el profundo deseo de que las relaciones interpersonales se vivan en la verdad y la solidaridad. Muchos manifiestan la aspiración de construir relaciones auténticas de amistad, de conocer el verdadero amor, de fundar una familia unida, de adquirir una estabilidad personal y una seguridad real, que puedan garantizar un futuro sereno y feliz. Al recordar mi juventud, veo que, en realidad, la estabilidad y la seguridad no son las cuestiones que más ocupan la mente de los jóvenes. Sí, la cuestión del lugar de trabajo, y con ello la de tener el porvenir asegurado, es un problema grande y apremiante, pero al mismo tiempo la juventud sigue siendo la edad en la que se busca una vida más grande. Al pensar en mis años de entonces, sencillamente, no queríamos perdernos en la mediocridad de la vida aburguesada. Queríamos lo que era grande, nuevo. Queríamos encontrar la vida misma en su inmensidad y belleza. Ciertamente, eso dependía también de nuestra situación. Durante la dictadura nacionalsocialista y la guerra, estuvimos, por así decir, "encerrados" por el poder dominante. Por ello, queríamos salir afuera para entrar en la abundancia de las posibilidades del ser hombre. Pero creo que, en cierto sentido, este impulso de ir más allá de lo habitual está en cada generación. Desear algo más que la cotidianidad regular de un empleo seguro y sentir el anhelo de lo que es realmente grande forma parte del ser joven. ¿Se trata sólo de un sueño vacío que se desvanece cuando uno se hace adulto? No, el hombre en verdad está creado para lo que es grande, para el infinito. Cualquier otra cosa es insuficiente. San Agustín tenía razón: nuestro corazón está inquieto, hasta que no descansa en Ti. El deseo de la vida más grande es un signo de que Él nos ha creado, de que llevamos su "huella". Dios es vida, y cada criatura tiende a la vida; en un modo único y especial, la persona humana, hecha a imagen de Dios, aspira al amor, a la alegría y a la paz. Entonces comprendemos que es un contrasentido pretender eliminar a Dios para que el hombre viva. Dios es la fuente de la vida; eliminarlo equivale a separarse de esta fuente e, inevitablemente, privarse de la plenitud y la alegría: «sin el Creador la criatura se diluye» (Con. Ecum. Vaticano. II, Const. Gaudium et Spes, 36). La cultura actual, en algunas partes del mundo, sobre todo en Occidente, tiende a excluir a Dios, o a considerar la fe como un hecho privado, sin ninguna relevancia en la vida social. Aunque el conjunto de los valores, que son el fundamento de la sociedad, provenga del Evangelio -como el sentido de la dignidad de la persona, de la solidaridad, del trabajo y de la familia-, se constata una especie de "eclipse de Dios", una cierta amnesia, más aún, un verdadero rechazo del cristianismo y una negación del tesoro de la fe recibida, con el riesgo de perder aquello que más profundamente nos caracteriza.

Por este motivo, queridos amigos, os invito a intensificar vuestro camino de fe en Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo. Vosotros sois el futuro de la sociedad y de la Iglesia. Como escribía el apóstol Pablo a los cristianos de la ciudad de Colosas, es vital tener raíces y bases sólidas. Esto es verdad, especialmente hoy, cuando muchos no tienen puntos de referencia estables para construir su vida, sintiéndose así profundamente inseguros. El relativismo que se ha difundido, y para el que todo da lo mismo y no existe ninguna verdad, ni un punto de referencia absoluto, no genera verdadera libertad, sino inestabilidad, desconcierto y un conformismo con las modas del momento. Vosotros, jóvenes, tenéis el derecho de recibir de las generaciones que os preceden puntos firmes para hacer vuestras opciones y construir vuestra vida, del mismo modo que una planta pequeña necesita un apoyo sólido hasta que crezcan sus raíces, para convertirse en un árbol robusto, capaz de dar fruto.

2. Arraigados y edificados en Cristo

Para poner de relieve la importancia de la fe en la vida de los creyentes, quisiera detenerme en tres términos que san Pablo utiliza en: «Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe» (cf. Col 2, 7). Aquí podemos distinguir tres imágenes: "arraigado" evoca el árbol y las raíces que lo alimentan; "edificado" se refiere a la construcción; "firme" alude al crecimiento de la fuerza física o moral. Se trata de imágenes muy elocuentes. Antes de comentarlas, hay que señalar que en el texto original las tres expresiones, desde el punto de vista gramatical, están en pasivo: quiere decir, que es Cristo mismo quien toma la iniciativa de arraigar, edificar y hacer firmes a los creyentes.

La primera imagen es la del árbol, firmemente plantado en el suelo por medio de las raíces, que le dan estabilidad y alimento. Sin las raíces, sería llevado por el viento, y moriría. ¿Cuáles son nuestras raíces? Naturalmente, los padres, la familia y la cultura de nuestro país son un componente muy importante de nuestra identidad. La Biblia nos muestra otra más. El profeta Jeremías escribe: «Bendito quien confía en el Señor y pone en el Señor su confianza: será un árbol plantado junto al agua, que junto a la corriente echa raíces; cuando llegue el estío no lo sentirá, su hoja estará verde; en año de sequía no se inquieta, no deja de dar fruto» (Jer 17, 7-8). Echar raíces, para el profeta, significa volver a poner su confianza en Dios. De Él viene nuestra vida; sin Él no podríamos vivir de verdad. «Dios nos ha dado vida eterna y esta vida está en su Hijo» (1 Jn 5,11). Jesús mismo se presenta como nuestra vida (cf. Jn 14, 6). Por ello, la fe cristiana no es sólo creer en la verdad, sino sobre todo una relación personal con Jesucristo. El encuentro con el Hijo de Dios proporciona un dinamismo nuevo a toda la existencia. Cuando comenzamos a tener una relación personal con Él, Cristo nos revela nuestra identidad y, con su amistad, la vida crece y se realiza en plenitud. Existe un momento en la juventud en que cada uno se pregunta: ¿qué sentido tiene mi vida, qué finalidad, qué rumbo debo darle? Es una fase fundamental que puede turbar el ánimo, a veces durante mucho tiempo. Se piensa cuál será nuestro trabajo, las relaciones sociales que hay que establecer, qué afectos hay que desarrollar. En este contexto, vuelvo a pensar en mi juventud. En cierto modo, muy pronto tomé conciencia de que el Señor me quería sacerdote. Pero más adelante, después de la guerra, cuando en el seminario y en la universidad me dirigía hacia esa meta, tuve que reconquistar esa certeza. Tuve que preguntarme: ¿es éste de verdad mi camino? ¿Es de verdad la voluntad del Señor para mí? ¿Seré capaz de permanecerle fiel y estar totalmente a disposición de Él, a su servicio? Una decisión así también causa sufrimiento. No puede ser de otro modo. Pero después tuve la certeza: ¡así está bien! Sí, el Señor me quiere, por ello me dará también la fuerza. Escuchándole, estando con Él, llego a ser yo mismo. No cuenta la realización de mis propios deseos, sino su voluntad. Así, la vida se vuelve auténtica.

Como las raíces del árbol lo mantienen plantado firmemente en la tierra, así los cimientos dan a la casa una estabilidad perdurable. Mediante la fe, estamos arraigados en Cristo (cf. Col 2, 7), así como una casa está construida sobre los cimientos. En la historia sagrada tenemos numerosos ejemplos de santos que han edificado su vida sobre la Palabra de Dios. El primero Abrahán. Nuestro padre en la fe obedeció a Dios, que le pedía dejar la casa paterna para encaminarse a un país desconocido. «Abrahán creyó a Dios y se le contó en su haber. Y en otro pasaje se le llama "amigo de Dios"» (St 2, 23). Estar arraigados en Cristo significa responder concretamente a la llamada de Dios, fiándose de Él y poniendo en práctica su Palabra. Jesús mismo reprende a sus discípulos: «¿Por qué me llamáis: "¡Señor, Señor!", y no hacéis lo que digo?» (Lc 6, 46). Y recurriendo a la imagen de la construcción de la casa, añade: «El que se acerca a mí, escucha mis palabras y las pone por obra. se parece a uno que edificaba una casa: cavó, ahondó y puso los cimientos sobre roca; vino una crecida, arremetió el río contra aquella casa, y no pudo tambalearla, porque estaba sólidamente construida» (Lc 6, 47-48).

Queridos amigos, construid vuestra casa sobre roca, como el hombre que "cavó y ahondó". Intentad también vosotros acoger cada día la Palabra de Cristo. Escuchadle como al verdadero Amigo con quien compartir el camino de vuestra vida. Con Él a vuestro lado seréis capaces de afrontar con valentía y esperanza las dificultades, los problemas, también las desilusiones y los fracasos. Continuamente se os presentarán propuestas más fáciles, pero vosotros mismos os daréis cuenta de que se revelan como engañosas, no dan serenidad ni alegría. Sólo la Palabra de Dios nos muestra la auténtica senda, sólo la fe que nos ha sido transmitida es la luz que ilumina el camino. Acoged con gratitud este don espiritual que habéis recibido de vuestras familias y esforzaos por responder con responsabilidad a la llamada de Dios, convirtiéndoos en adultos en la fe. No creáis a los que os digan que no necesitáis a los demás para construir vuestra vida. Apoyaos, en cambio, en la fe de vuestros seres queridos, en la fe de la Iglesia, y agradeced al Señor el haberla recibido y haberla hecho vuestra.

3. Firmes en la fe

Estad «arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe» (cf. Col 2, 7). La carta de la cual está tomada esta invitación, fue escrita por san Pablo para responder a una necesidad concreta de los cristianos de la ciudad de Colosas. Aquella comunidad, de hecho, estaba amenazada por la influencia de ciertas tendencias culturales de la época, que apartaban a los fieles del Evangelio. Nuestro contexto cultural, queridos jóvenes, tiene numerosas analogías con el de los colosenses de entonces. En efecto, hay una fuerte corriente de pensamiento laicista que quiere apartar a Dios de la vida de las personas y la sociedad, planteando e intentando crear un "paraíso" sin Él. Pero la experiencia enseña que el mundo sin Dios se convierte en un "infierno", donde prevalece el egoísmo, las divisiones en las familias, el odio entre las personas y los pueblos, la falta de amor, alegría y esperanza. En cambio, cuando las personas y los pueblos acogen la presencia de Dios, le adoran en verdad y escuchan su voz, se construye concretamente la civilización del amor, donde cada uno es respetado en su dignidad y crece la comunión, con los frutos que esto conlleva. Hay cristianos que se dejan seducir por el modo de pensar laicista, o son atraídos por corrientes religiosas que les alejan de la fe en Jesucristo. Otros, sin dejarse seducir por ellas, sencillamente han dejado que se enfriara su fe, con las inevitables consecuencias negativas en el plano moral.

El apóstol Pablo recuerda a los hermanos, contagiados por las ideas contrarias al Evangelio, el poder de Cristo muerto y resucitado. Este misterio es el fundamento de nuestra vida, el centro de la fe cristiana. Todas las filosofías que lo ignoran, considerándolo "necedad" (1 Co 1, 23), muestran sus límites ante las grandes preguntas presentes en el corazón del hombre. Por ello, también yo, como Sucesor del apóstol Pedro, deseo confirmaros en la fe (cf. Lc 22, 32). Creemos firmemente que Jesucristo se entregó en la Cruz para ofrecernos su amor; en su pasión, soportó nuestros sufrimientos, cargó con nuestros pecados, nos consiguió el perdón y nos reconcilió con Dios Padre, abriéndonos el camino de la vida eterna. De este modo, hemos sido liberados de lo que más atenaza nuestra vida: la esclavitud del pecado, y podemos amar a todos, incluso a los enemigos, y compartir este amor con los hermanos más pobres y en dificultad.

Queridos amigos, la cruz a menudo nos da miedo, porque parece ser la negación de la vida. En realidad, es lo contrario. Es el "sí" de Dios al hombre, la expresión máxima de su amor y la fuente de donde mana la vida eterna. De hecho, del corazón de Jesús abierto en la cruz ha brotado la vida divina, siempre disponible para quien acepta mirar al Crucificado. Por eso, quiero invitaros a acoger la cruz de Jesús, signo del amor de Dios, como fuente de vida nueva. Sin Cristo, muerto y resucitado, no hay salvación. Sólo Él puede liberar al mundo del mal y hacer crecer el Reino de la justicia, la paz y el amor, al que todos aspiramos.

4. Creer en Jesucristo sin verlo

En el Evangelio se nos describe la experiencia de fe del apóstol Tomás cuando acoge el misterio de la cruz y resurrección de Cristo. Tomás, uno de los doce apóstoles, siguió a Jesús, fue testigo directo de sus curaciones y milagros, escuchó sus palabras, vivió el desconcierto ante su muerte. En la tarde de Pascua, el Señor se aparece a los discípulos, pero Tomás no está presente, y cuando le cuentan que Jesús está vivo y se les ha aparecido, dice: «Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo» (Jn 20, 25).

También nosotros quisiéramos poder ver a Jesús, poder hablar con Él, sentir más intensamente aún su presencia. A muchos se les hace hoy difícil el acceso a Jesús. Muchas de las imágenes que circulan de Jesús, y que se hacen pasar por científicas, le quitan su grandeza y la singularidad de su persona. Por ello, a lo largo de mis años de estudio y meditación, fui madurando la idea de transmitir en un libro algo de mi encuentro personal con Jesús, para ayudar de alguna forma a ver, escuchar y tocar al Señor, en quien Dios nos ha salido al encuentro para darse a conocer. De hecho, Jesús mismo, apareciéndose nuevamente a los discípulos después de ocho días, dice a Tomás: «Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado, y no seas incrédulo, sino creyente» (Jn 20, 27). También para nosotros es posible tener un contacto sensible con Jesús, meter, por así decir, la mano en las señales de su Pasión, las señales de su amor. En los Sacramentos, Él se nos acerca en modo particular, se nos entrega. Queridos jóvenes, aprended a "ver", a "encontrar" a Jesús en la Eucaristía, donde está presente y cercano hasta entregarse como alimento para nuestro camino; en el Sacramento de la Penitencia, donde el Señor manifiesta su misericordia ofreciéndonos siempre su perdón. Reconoced y servid a Jesús también en los pobres y enfermos, en los hermanos que están en dificultad y necesitan ayuda.

Entablad y cultivad un diálogo personal con Jesucristo, en la fe. Conocedle mediante la lectura de los Evangelios y del Catecismo de la Iglesia Católica; hablad con Él en la oración, confiad en Él. Nunca os traicionará. «La fe es ante todo una adhesión personal del hombre a Dios; es al mismo tiempo e inseparablemente el asentimiento libre a toda la verdad que Dios ha revelado» (Catecismo de la Iglesia Católica, 150). Así podréis adquirir una fe madura, sólida, que no se funda únicamente en un sentimiento religioso o en un vago recuerdo del catecismo de vuestra infancia. Podréis conocer a Dios y vivir auténticamente de Él, como el apóstol Tomás, cuando profesó abiertamente su fe en Jesús: «¡Señor mío y Dios mío!».

5. Sostenidos por la fe de la Iglesia, para ser testigos

En aquel momento Jesús exclama: «¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto» (Jn 20, 29). Pensaba en el camino de la Iglesia, fundada sobre la fe de los testigos oculares: los Apóstoles. Comprendemos ahora que nuestra fe personal en Cristo, nacida del diálogo con Él, está vinculada a la fe de la Iglesia: no somos creyentes aislados, sino que, mediante el Bautismo, somos miembros de esta gran familia, y es la fe profesada por la Iglesia la que asegura nuestra fe personal. El Credo que proclamamos cada domingo en la Eucaristía nos protege precisamente del peligro de creer en un Dios que no es el que Jesús nos ha revelado: «Cada creyente es como un eslabón en la gran cadena de los creyentes. Yo no puedo creer sin ser sostenido por la fe de los otros, y por mi fe yo contribuyo a sostener la fe de los otros» (Catecismo de la Iglesia Católica, 166). Agradezcamos siempre al Señor el don de la Iglesia; ella nos hace progresar con seguridad en la fe, que nos da la verdadera vida (cf. Jn 20, 31).

En la historia de la Iglesia, los santos y mártires han sacado de la cruz gloriosa la fuerza para ser fieles a Dios hasta la entrega de sí mismos; en la fe han encontrado la fuerza para vencer las propias debilidades y superar toda adversidad. De hecho, como dice el apóstol Juan: «¿quién es el que vence al mundo sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?» (1 Jn 5, 5). La victoria que nace de la fe es la del amor. Cuántos cristianos han sido y son un testimonio vivo de la fuerza de la fe que se expresa en la caridad. Han sido artífices de paz, promotores de justicia, animadores de un mundo más humano, un mundo según Dios; se han comprometido en diferentes ámbitos de la vida social, con competencia y profesionalidad, contribuyendo eficazmente al bien de todos. La caridad que brota de la fe les ha llevado a dar un testimonio muy concreto, con la palabra y las obras. Cristo no es un bien sólo para nosotros mismos, sino que es el bien más precioso que tenemos que compartir con los demás. En la era de la globalización, sed testigos de la esperanza cristiana en el mundo entero: son muchos los que desean recibir esta esperanza. Ante la tumba del amigo Lázaro, muerto desde hacía cuatro días, Jesús, antes de volver a llamarlo a la vida, le dice a su hermana Marta: «Si crees, verás la gloria de Dios» (Jn 11, 40). También vosotros, si creéis, si sabéis vivir y dar cada día testimonio de vuestra fe, seréis un instrumento que ayudará a otros jóvenes como vosotros a encontrar el sentido y la alegría de la vida, que nace del encuentro con Cristo.

6. Hacia la Jornada Mundial de Madrid

Queridos amigos, os reitero la invitación a asistir a la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid. Con profunda alegría, os espero a cada uno personalmente. Cristo quiere afianzaros en la fe por medio de la Iglesia. La elección de creer en Cristo y de seguirle no es fácil. Se ve obstaculizada por nuestras infidelidades personales y por muchas voces que nos sugieren vías más fáciles. No os desaniméis, buscad más bien el apoyo de la comunidad cristiana, el apoyo de la Iglesia. A lo largo de este año, preparaos intensamente para la cita de Madrid con vuestros obispos, sacerdotes y responsables de la pastoral juvenil en las diócesis, en las comunidades parroquiales, en las asociaciones y los movimientos. La calidad de nuestro encuentro dependerá, sobre todo, de la preparación espiritual, de la oración, de la escucha en común de la Palabra de Dios y del apoyo recíproco.

Queridos jóvenes, la Iglesia cuenta con vosotros. Necesita vuestra fe viva, vuestra caridad creativa y el dinamismo de vuestra esperanza. Vuestra presencia renueva la Iglesia, la rejuvenece y le da un nuevo impulso. Por ello, las Jornadas Mundiales de la Juventud son una gracia no sólo para vosotros, sino para todo el Pueblo de Dios. La Iglesia en España se está preparando intensamente para acogeros y vivir la experiencia gozosa de la fe. Agradezco a las diócesis, las parroquias, los santuarios, las comunidades religiosas, las asociaciones y los movimientos eclesiales, que están trabajando con generosidad en la preparación de este evento. El Señor no dejará de bendecirles. Que la Virgen María acompañe este camino de preparación. Ella, al anuncio del Ángel, acogió con fe la Palabra de Dios; con fe consintió que la obra de Dios se cumpliera en ella. Pronunciando su "fiat", su "sí", recibió el don de una caridad inmensa, que la impulsó a entregarse enteramente a Dios. Que Ella interceda por todos vosotros, para que en la próxima Jornada Mundial podáis crecer en la fe y en el amor. Os aseguro mi recuerdo paterno en la oración y os bendigo de corazón.


Vaticano, 6 de agosto de 2010


Benedictus PP. XVI




 ...............................................................................................................................................................

 

Año 2012  
 

¿Te llegan las respuestas del formulario de contacto cuando te comunicas con nosotros?
Si 47.83%
No 52.17%
23 Votos totales


 
Publicidad  
   
Buscanos en Facebook  
  Dpj Diocesis de Rancagua

Crea tu insignia
 
Infórmate de noticias con Andrés M. en Twitter  
   
http://www.obispadoderancagua.com/  
   
Página amiga  
  www.regiondeservidores.es.tl Región de Servidores

Crea tu insignia
 
Hoy habia 1 visitantes (13 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=